Hace muy poco, en una comida, una amiga escritora se quejaba de la cantidad de tiempo que le suponía el estar activa en redes sociales.

Por otro lado, otro escritor me preguntaba qué fallaba en su blog (¿por qué no conseguía visitas?) y ¡oh, sorpresa! No se veían las redes sociales por ningún lado.
Queridos míos, nos guste o no, un escritor, si quiere vender, tiene que estar en redes. Autopublicado o no. Así que sí, me temo que hay que dedicarle tiempo a las redes sociales.
Pero eso no significa caer en las arenas movedizas de las redes.
Hay una serie de trucos para no hundirse en ellas.
¿Quieres saber cuáles son esos trucos?
Programa tus redes
 
Suelo dedicar un ratito por la noche en la cama con el ipad a actualizar mi lector de feeds. En el lector de feeds, meto todos los blogs de mi temática que encuentro. Así que hago un barrido de los posts nuevos y aquellos que creo que pueden ser interesantes, los programo.
¿Cómo lo hago?
Con Buffer (del que ya te hablé aquí). Tiene aplicación para ipad, con lo cual lo único que tengo que hacer es añadirla a la aplicación, como se muestra en esta foto. 

 

Dótalas de contenido de calidad
 
Hay blogs que ya sabes que siempre publican cosas que merecen la pena. Esos blogs de calidad puedes programarlos también, en Twitterfeed (como os expliqué en este tutorial). Eso hace que se publiquen en tus redes en el momento en el que ellos posteen.
Elimina todas las notificaciones
 
Todas las redes tienen un sonido de notificación. Quítalos todos. No te interrumpirán mientras estás trabajando. No te desconcentrarán. Y sobre todo, no te llamarán para que vayas a verlas como si fueran cantos de sirenas.
 
Limita los momentos para meterte en redes
 
Métete solo un par de veces al día, en tus momentos de descanso. Yo suelo actualizar las redes cuando me tomo un café por la mañana, porque desayuno sola mientras los demás roncan a pierna suelta y después de comer. Aprovecho para curiosear en los ratos muertos en los que espero a que mis hijos salgan de actividades extraescolares. Nunca estés más de 20 minutos (pon una alarma antes de entrar si eres de los que se olvida del tiempo). Es más que suficiente para responder comentarios y echar un vistazo a alguna de tus listas. El tiempo destinado a escribir es sagrado. No las consultes en el trabajo. Verás como las horas son mucho más rentables.
Sé selectivo
 
Uno de los consejos que mejor puedo darte con respecto a Twitter es que organices a la gente en listas. Agrupa por temáticas y de esa manera, irás justo a lo que te interesa en ese momento. Una herramienta que nos permite gestionar listas de forma muy sencilla es Tweet Deck. Si queréis que haga un tutorial no tenéis más que pedirlo en los comentarios.
Y eso es todo por hoy.

Venga, chicos, a escribir.  Que vuestro tiempo en redes sociales ha terminado ;D.

Pin It on Pinterest